Skip to main content

Meses buscando el vestido o traje de comunión perfecto y ahora ya tu peque no va a ponérselo más… ¡ERROR! Hoy te mostramos las diferentes posibilidades a través de las cuales puedes darle una segunda vida a sus vestidos y trajes de comunión.

Cómo modificar un vestido de primera comunión

Es cierto que reutilizar un vestido para comunión de niña no siempre es una tarea fácil, pero te aseguramos que es posible. Puede que tu pequeña, no vuelva a poder ponerse ese vestido, pero no tiene porqué quedarse en el armario muerto de risa. Con unos retoques aquí y otros allá, seguro que tus sobrinas o las hijas de tus amigas estarán encantadas de lucir ese vestido renovado en el día de su comunión.

Puedes actualizar el vestido, cambiando la forma de las mangas, retocando el bajo o simplemente añadiéndole nuevos complementos. Para esto, nada mejor que agregarle algunos apliques o colocarle uno de nuestros fajines tintados a mano que le darán un toque muy especial.

fajines-pintados-a-manoIdeas para reutilizarlo

Si no eres una costurera nata o no te apetece volver a utilizar el vestido de comunión para su función principal, puedes utilizar la tela del mismo para realizar algunos complementos como fajines o simplemente guardarlo correctamente ¿Quién sabe cuándo volverás a necesitarlo?

El caso de los trajes de comunión de niño, es mucho más sencillo, ya que tu hijo podrá utilizar la chaqueta y el pantalón por separado para acudir a las distintas reuniones y eventos familiares que tengáis.

Además, puedes combinar los pantalones de su traje de comunión con camisas más informales como las que te proponemos en Quémono! para poder sacarle el máximo partido a este traje que tanto os costó encontrar y con el que tu peque estaba tan guapo.

Echa un vistazo a nuestra nueva colección y descubre cómo darle una segunda oportunidad a la ropa de ceremonia de los niños es posible.

Ana de Quémono!

Ana de Quémono!

Creadora de contenido y contadora de historias. Escribo sobre cosas bonitas, por eso puedes leerme aquí.

2 Comments

  • Almudena dice:

    Hola, mi hija hace la comunión este año y aún conservo mí traje. Me gustaría usarlo pero darle el toque necesario para que no parezca remendado.. que quede actual. No sé si me explico. ¿Sería posible? ¿Qué me recomiendas? Es el clásico de mangas abullonadas, babero y falda pomposa. Muchas gracias de antemano. Almudena

    • Hola Almudena!
      Utilizar los vestidos de mamá para las comunión de las niñas es una idea preciosa y tiene un componente emocional muy fuerte, ¡A mi me encanta! Pero tienes tu razón en que hay que tener cuidado para que los vestidos no queden con ese aspecto.
      Muchas veces lo que hacemos es que los “rediseñamos” o “acutualizamos”, cambiando mangas o quitando algunos detalles, pero incluso sin meter tijera, hay muchas cosas que se pueden hacer para que un vestido se vea más moderno.
      Lo esencial es el cancán, antiguamente casi todos los vestidos tenían cancanes con aros y es algo que no se lleva, si optamos por un cancán más natural, el vestido estará más acorde a la moda actual. Otro elemento importante es el fajín. Antes los lazos de los vestidos eran siempre blancos y ahora la tendencia es que sean de colores, por lo que por el simple hecho de optar por un fajín de color, ya le das un toque moderno al vestido, pero además, si tenemos en cuenta el material, será mucho más moderno. Si tu vestido vintage es de organza, huye de la organza para el fajín, mejor tul y lo ideal, lino, porque es un tejido que antes era impensable para una comunión, por lo que creará un contraste mucho más actual!
      Si puedo ayudarte en algo más, cuéntame!

Dejar un comentario