Skip to main content

Se acerca ese esperado día para el peque: su Primera Comunión; seguramente ya tengas pensado el vestido o el conjunto que le vas a poner y solo te falte la  guinda del pastel . Es tiempo de pensar cuáles serán los zapatos para el día de su Comunión

Como es lógico, tú deseas que tu hijo esté radiante, y que lo esté de la cabeza a los pies. Por ello, no sólo deberás pensar en el modelo de traje o de vestido de comunión adecuado, sino que también habrá que prestar  especial atención  a los complementos y a los pequeños detalles.

Los zapatos para el día de su Comunión son también una parte importante de su atuendo. Además, dispones de muchas ideas y de diversas alternativas para rematar el look a la perfección.

Antes de nada, ten muy presente que los zapatos de Comunión deben combinar dos cualidades: comodidad y belleza.

Tu hijo o tu hija deben poder disfrutar de un día inolvidable en el que posará para los flashes, jugará con otros niños y estará de pie mucho tiempo. No puedes permitir que un mal zapato le cree molestias en este día tan especial. Cuando me preguntáis por teléfono o venís al showroom siempre os digo lo mismo: los zapatos de comunión son lo contrario a los zapatos del cole, no van a tener tiempo de amoldarlos. El día en el que los necesitas es el mismo día en el que los estrenas, y no un rato. Los niños se levantarán ese día temprano, seguramente tengan que estar en la iglesia entre las 10 y las 11 y llevarán los zapatos tanto tiempo como dure la celebración. Por eso,  es mejor que los zapatos de comunión queden grandes a pequeños. 

Zapatos de Comunión para niñas

El zapato de la niña debe conjuntar con el color y el estilo del vestido de comunión. Hace algunos años, los colores más demandados eran el blanco y el marfil para las niñas, a tono con el color del vestido. Ahora mismo, la tendencia en zapatos de comunión es que vaya  a tono con el fajín y el resto de complementos.  En cuanto al estilo, los tipos de zapatos de Comunión pueden ir desde el modelo liso y sencillo, sin florituras, hasta zapatos con adornos muy elaborados.

Zapato clásico

Año tras año, las tendencias en vestidos y en calzado se renuevan, pero  el zapato clásico nunca pasa de moda.  Los zapatos clásicos pueden ser de hebilla, lisos o adornados con un pequeño detalle o lazo. Sin duda, son la elección ideal para los vestidos de Comunión más tradicionales.

vestido blanco de ceremonia elegante para niña
vestido blanco de ceremonia elegante para niña
Diadema acordeón
Vestido de ceremonia Rita Otomán
Lazada de terciopelo de doble vuelta

Sandalias

Las sandalias son también una opción muy fresca y veraniega para calzar a las niñas el día de su Primera Comunión. Son la opción ideal para esas niñas que visten vestidos más sencillos y vaporosos el día de su Comunión. En este caso, las sandalias pueden ser de una o varias tiras, horizontales, cruzadas, trenzadas, combinadas con dorados, con piel grabada, con tira en el tobillo, con lazos, borlas, planas, con un poquito de tacón, etc. En Quémono solemos recomendarlas para  comuniones de verano,  sobretodo en zonas de mucho calor o para cambio de zapatos durante la comida.

Las bailarinas o manoletinas de niña suelen ser los zapatos de comunión más demandados dentro de las diferentes posibilidades que hay, porque son cómodos, elegantes y frescos.

Las que nos gustan a nosotras y por tanto os ofrecemos en la página web, son las sencillas. En mi opinión, tanto para niño como para niña, lo más elegante para la comunión es el serraje. Además, tiene la ventaja de que son zapatos muy cómodos para comunión, al estar hechos de una piel más blandita. Por otro lado, en la web puedes encontrar dos modelos, el de cinta que se ata al tobillo y las bailarinas con gomas delante. Ambos están pensados para  agarrar un poco el pie  en caso de que queden algo holgadas.

Bailarinas con cintas en el tobillo de comunión

Cuando eliges un zapato para el día de la comunión, muchas veces lo eliges con bastante antelación. Por eso es recomendable escoger una talla que quede  más holgada que ajustada,  contando con que en el peor de los casos le pondremos una plantilla para que le asiente más, pero no le quedarán apretados ni le harán rozadura.

En este caso, la cinta del tobillo hará su papel de sujeción. Al soportar el tobillo, incluso aunque le quede algo grande, el pie no se le saldrá. Nosotras habitualmente no subimos las cintas como en las sandalias romanas, sino que le damos  una vuelta al tobillo y la anudamos atrás con un lazo.  Os doy un consejo para que la niña no esté incómoda: haz especial hincapié en no apretarle las cintas muy fuertes alrededor del tobillo, lo que tiene que ir bien fuerte es el nudo de detrás, que será lo que haga que no se deshaga el lazo.

Por otro lado, si eliges bailarinas con sujeción al tobillo para comunión, ten en cuenta si puedes retirarla, ya que de esa manera podrás utilizarla en otras ocasiones. En el caso de nuestras bailarinas, vienen con una cinta de grosgrain que puedes quitar o cambiar por cintas de tul o otro tipo de cinta.

Contra todo pronóstico, las manoletinas nos abren un amplio abanico de personalización para dar con las más indicadas para nuestro vestido. Las hay desde las más sencillas, de un sólo color y sin adornos, hasta bailarinas bicolores, con lacitos, borlas, tachuelas, brillos, etc.

Para concluir, nuestra recomendación para elegir los zapatos de Comunión, es que escuches primero las su_highlight background=»#E0F2EF»]preferencias del niño o de la niña[/su_highlight]. Pero además, es importante escoger un modelo que pueda seguir utilizando después del evento; uno que combine con su vestuario y que pueda utilizar en otras ocasiones e incluso a diario. Al fin y al cabo, es una pena que unos zapatitos de Comunión tan bonitos sólo puedan ser utilizados ese día y después queden guardados en un armario.

zapatos comunion niña verde agua
zapatos comunion niña verde agua
Diadema acordeón de lino
Blusa grace
Pantalón Elena
Fajín de tul de comunión
Zapatos de piel verde agua

Dejar un comentario