Faldones de Bautizo

Mostrando los 10 resultados

Faldones de bautizo

Tradicionalmente en España, cuando se bautiza un bebé se le suele poner un faldón de bautizo. Muchas veces venís al showroom preguntaandoos qué es exactamente esta prenda. Un faldón de bautizo es básicamente un vestido para bebé muy largo. Normalmente, cuanto más tradicional es, más largo es. Esta costumbre de poner a los bebés faldones de bautizo largos viene del siglo XVII cuando los cristianos bautizaban a los bebés por inmersión y al sacarles les ponían un paño bordado para que no cogiesen frío. Leer más

En Quémono hemos optado por hacer un faldón de bautizo moderno, con un diseño sencillo y puntillas colocadas de tal manera que sean sutiles. Nosotros hemos encontrado un largo de faldón que es perfecto como para que no sea excesivamente pretencioso ni incómodo para el bebé. En resumen, en Quémono puedes encontrar una oferta de faldones de bautizo modernos. Además tendrás siempre la opción de personalizarlos.

Faldones de bautizo artesanales

Si bien es cierto que los faldones de Quémono no son clásicos, lo que si que son es de calidad. Tenemos faldones artesanales, confeccionados a mano por modistas en Madrid. Además, los tejidos y materiales con los que confeccionamos los faldones a mano son naturales y de proveedores españoles. Fomentamos la colaboración con fábricas nacionales y el trabajo en los alrededores de Madrid para asegurar la mejor calidad.

Para nosotros es muy importante que los faldones estén hechos a mano y por una única persona, desde el corte hasta el planchado final. Esto se debe a que eso asegura la calidad de la confección artesanal. En una prenda tan pequeña como un faldón de bautizo es especialmente importante cortar los patrones con precisión y por supuesto coser con mucho mimo para asegurar que los detalles, que son muy pequeños, son perfectos.

¿De qué tejido está hecho un faldón de bautizo?

Los faldones de bautizo pueden estar confeccionados en multitud de tejidos, aunque en general suelen usarse tejidos más naturales que son más amables con la piel de un bebé. Los bebés en general son sensibles y requieren tejidos suaves que no les irriten la piel. En Quémono estamos especializados en faldones de bautizo de lino, opciones modernas para la familia actual. Sin embargo, también tenemos algunos faldones de tul, como el faldón de bautizo Gabriela, que está confeccionado en un precioso tul plumeti. También puedes encontrar faldones de bautizo de algodón como el faldón Pino que además es un faldón de bautizo con color. Por otro lado, está el faldón Daniela, que es un precioso faldón de bautizo brocado. Este tejido tan rico es lo que solemos llamar un falso liso: En realidad el tejido tiene textura, pero es cierto que desde lejos, prácticamente no se aprecia, por lo que hace efecto de ser totalmente liso.

 

Faldones de bautizo familiares

Es muy habitual que los faldones pasen de generación en generación. En muchas familias hay faldones de calidad que pasan de padres a hijos y con el que todas las generaciones de niños se han bautizado. Lo habitual de estos faldones de bautizo es que sean artesanales y fabricados en tejidos naturales. Si quieres comprar un faldón de bautizo que pase de padres a hijos, lo importante es que sea de una talla intermedia, para que valga a todos los niños que vayan a bautizarse y preferiblemente que no sea especialmente femenino o masculino, que más bien sea un faldón de bautizo unisex. También es recomendable que sea un faldón de bautizo de entretiempo, ni muy de invierno ni muy de verano.

Si yo tuviese que elegir hoy un faldón de bautizo familiar, elegiría el modelo Agnes, que está hecho en algodón con unas puntillas sutiles en el cuello y las mangas. Además tiene manguita, por lo que no dará mucho calor si se lleva sin nada más, pero en caso de hacer frio se puede poner con un body debajo o incluso con una Rebequita. En cuanto a la talla, elegiría una talla 9m, ya que lo habitual es que los niños se bauticen con 4 o 6 meses, y así puede dar algo más de talla para bebés un poco más grandes. Por último, optaría por encargar todos los complementos, capota de bautizo y cubrepañal a juego con el faldón, incluso la capa, por si alguna de las familias que bautizan a su bebé quieren utilizar todos los complementos.

 

 Complementos del faldón de bautizo

¿Es necesario coger todos los complementos a juego con el faldón de bautizo? Como siempre, esto es cuestión más de gustos que otra cosa. El primer complemento que solemos dudar es la capota. Si somos un poco protocolarios, la capota de bautizo es una prenda que cubre la cabeza en señal de respeto dentro de la iglesia. Es cierto que a los niños se les tiene que quitar la capota para mojarles la cabeza, precisamente por eso, muchas veces se quedan fríos después. Para asegurarnos de que el bebé se mantenga calentito, recomendamos encargar una capota de bautizo a juego con el faldón. 

En segundo lugar, lado tenemos el cubrepañal de bautizo, que es una prenda que se usa como dice su nombre, para cubrir el pañal y que no se vean los dibujitos. Pero muchas veces nos preguntáis, ¿Por qué encargar un cubrepañal si el pañal no se va a ver porque el faldón es largo? Pues muy fácil, porque el faldón de bautizo está completamente abierto por detrás para que al coger al bebé y sobre todo en las fotos, no se arrugue y para que sea más fácil de poner.

Otro complemento que soléis dudar es el fajín de bautizo para bebé. Esto es normal ya que es un complemento que se ha comenzado a poner en color en los últimos años. Antes iba siempre en color blanco o beige y generalmente no era una prenda en sí sino más bien un lazo de raso. Sin embargo nosotros siempre recomendamos un color pastel o al menos un beige para hacer un conjunto de faldón de bautizo moderno y actual.

El último complemento que soléis dudar si queréis o no es el par de zapatos de bebé de bautizo. Normalmente los bebés hacen el bautizo muy pequeñitos por lo que no andan y por tanto no necesitan los zapatos. En cambio es verdad que los niños quedan más arreglados con zapatos, por lo que aunque no es un complemento obligatorio si que es recomendable buscar unos zapatos de bautizo monos. Además ten en cuenta que así al bebé no se le enfriarán los pies.

 

Faldones de bautizo de primera puesta a 36 meses

Como en la colección de ceremonia y en la comunión, entendemos que las circunstancias de los eventos no siempre son las mismas. Por ese motivo, en muchas ocasiones nos pedís faldones de primera puesta, para bebés recién nacidos o prematuros. Pero en otras ocasiones, nos pedís faldones de tallas más grandes para niños bien crecidos o más grandes.

 

¿Hasta cuándo se recomienda hacer el bautizo con faldón?

En general se recomiendan los faldones de bautizo como máximo hasta que el niño ande. Cuando se encarga el faldón con algún tiempo de margen, se debe ser consciente de que en caso de que el niño comience a andar es recomendable acortar el faldón. Otra opción si el niño anda es reservar el faldón de bautizo únicamente para el momento de la ceremonia y buscar otra alternativa de ropa de bautizo para la comida. Cualquiera de las dos opciones es buena para bautizar a un niño que anda ya.

 

Batones de bautizo y trajes de cristianar

A los faldones de bautizo también se les llama batones de bautizo o trajes de cristianar. Son nombres diversos para la misma prenda: un vestido largo que cubre los pies para bautizar a los bebés cuando son pequeñitos.

Es una prenda bastante tradicional que muchas veces no os hace mucha gracia porque os parece que el peque está un poco incómodo. La solución para esta inquietud es encargar un faldón como puede ser el jade. Este faldón de bautizo moderno es una sobre prenda que se pone sobre una camisa o una ranita o pelele y después se puede quitar, haciendo que el niño esté más cómodo.