Cubrepañales

Mostrando 1–12 de 14 resultados

Cubrepañales de bebé elegantes para ocasiones especiales

Los cubrepañales son una prenda muy importante para todo bebé al que quieras llevar a una boda u otra ceremonia. Quedan especialmente bien con un vestido de ceremonia de bebé cortito. Si quieres que el peque vaya elegante y arreglado, lo mejor es que no le dejes el pañal a la vista. Aunque sea algo natural para todo bebé, si le cubres el pañal con un cubrepañal el bebé estará mucho más mono. Leer más

Además de cubrirle el pañal al niño, podrás conjuntar esta braguita con otras prendas que lleve, lo cual le dará mucha más armonía a todo el conjunto de ceremonia de bebé. Por ejemplo, puedes conjuntar el cubrepañal de la niña con el fajín de su vestido. Para eso, elige el mismo tejido y color para el cubrepañal y el fajín. Habitualmente, para arras o para bautizos, se suele elegir el vestido de bebé en blanco y se combina con cubrepañal, capota y fajín en color. Sin embargo, para bautizos, se suele elegir el vestido de bebé en blanco, con capota y cubrepañal blanco y es el fajín el que le da un toque de color.  También, puedes elegir a juego otros accesorios como, por ejemplo, flores para el pelo, calcetines o zapatitos. ¿Buscas cubrepañales de bebé para bodas? En Quémono encontrarás una amplia variedad de cubrepañales de bebé niño y de braguitas cubrepañal de bebé niña. Ten en cuenta que además de la calidad de la braguita, tendrás que buscar accesorios que vayan a conjunto con el cubrepañal. De esta forma, el conjunto quedará armónico.

Braguitas en función de si es niño o niña

Braguitas cubrepañal de bebé para tu niña

Los cubrepañales para las niñas que empiezan a andar se usan mucho porque muchas veces las llevamos con vestido. Casi siempre, cuando elegimos el corte bebé coincide que los bebés van gateando. Cada vez que se agachan o gatean, se les vé el dodotis. Para evitar que parezca que a la niña se le ve la ropa interior y también para conseguir un conjunto redondo, los bebés llevan un cubrepañal a juego con el resto del conjunto. Si decidimos que no queremos coger el cubrepañal y elegimos un vestido más largo, corremos el riesgo de que por un lado, se le vea el dodoris de cualquier manera y por otro, el bebé se pueda tropezar y le cueste más andar. En caso de que el bebé gateé, se pillará todo el rato el bajo de la falda con las rodillas. Es por ello que los vestidos que llevan suelen ser muy cortos y se les suele ver el pañal. El cubrepañal evita esto y consigue que el niño vaya completamente vestido, evitando la sensación de que se nos ha olvidado una prenda.

Cubrepañales de bebé para tu niño

Los cubrepañales de bebé para los niños son muy útiles, ya que los niños muchas veces llevan una camisa larga con un cubrepañal a modo de pantalón corto. Esto les ayuda mucho, ya que evita que el pantalón les pueda rozar al andar, o incluso les obligue a hacer un esfuerzo de más si les está prieto. El cubrepañal les ayuda porque tiene la holgura suficiente y además las gomas suelen quedarse justo donde el muslo se mueve, por lo que facilita al máximo la movilidad. Hay que tener esto en cuenta porque es un momento en el que los niños están aprendiendo a moverse y con esto potenciamos la libertad de movimiento para un aprendizaje más natural.

Según el tipo de ceremonia

Cubrepañales de bautizo

Si estás buscando el cubrepañal para el bautizo de tu bebé, tendrás que fijarte en algunos aspectos concretos. Para el bautizo, se suelen usar tejidos más delicados, como el tul, el tul plumeti, el tul marfil, y la organza de seda. Para un cubrepañal de bautizo moderno, puedes elegirlo también de lino, de algodón o de brocado. Lo mejor es llevar la braguita de bebé a juego con otros complementos, como la capota o el fajín. Sin embargo, también elegir el cubrepañal de bebé, del tejido que sea, pero a juego con el faldón de bautizo. Elige un cubrepañal de bebé que quede bien con el resto de la ropa de bautizo moderna de bebé que llevará en ese día tan especial.

Cubrepañales para bodas

Si tu bebé va a ser parte de las arras o va a ir de invitado a una boda, es importante encargar un cubrepañal de bebé para que no se le vea el pañal. Para las bodas, puedes jugar con otros tejidos además de los tules y organzas que hemos visto en el caso de los bautizos. Elige el tejido en función de lo formal o informal que pueda ser la boda. En los últimos años, el lino ha pasado a ser un tejido perfecto para cualquier boda, elegante, sea más formal o más informal. Para las bodas más formales, puedes elegir vestidos y cubrepañales con detalles en tul, para darle un toque más glamuroso. Al igual que en las braguitas de bebé de bautizo, el diseño de los cubrepañales para bodas suele tener más adornos; como bordados, volantes, puntillas, tules, etc. Lleva a la boda el cubrepañal de bebé a juego con los complementos y en contraste con el resto del vestido. Así, el conjunto quedará de 10. Por ejemplo, en el conjunto de bautizo Dani, puedes elegir los accesorios de bebé de color marrón arena (o con detalles de ese color), y el vestido de la niña color crema. Este vestido puedes elegirlo con fajín y cubrepañal braguita de bebé de terciopelo marrón o de lino arena. En función de la época del año, puedes elegir el cubrepañal de bebé de terciopelo o de lino y el conjunto es más otoñal o más primaveral. ¡Ese conjunto será una apuesta segura! Y, ¿lo mejor? puedes reutilizar el vestido de bebé.  También puedes apostar por un cubrepañal blanco de niña y elegir un tono claro para el color del vestido y fajín a juego con el cubre. Un conjunto precioso y además muy original.

¿Hasta qué meses puedes encontrar cubrepañales en Quémono?

Los niños suelen usar pañal por lo menos hasta que tienen 24 meses. Hasta esta edad, el pañal tiene un peso importante en su vida y, por lo tanto, el cubrepañal también. En nuestra tienda online la talla más pequeña que tenemos de cubrepañales es la primera puesta, es decir, cuando el bebé es recién nacido. Para esta edad, puedes encontrar cubrepañales de vestir bien, de ceremonias y bodas, o de bautizo. A partir de aquí, puedes encontrar estas braguitas de bebé para todo tipo de edades. En nuestra web tenemos las siguientes tallas: Primera puesta, 3 meses, 6 meses, 9 meses, 12 meses, 18 meses, 24 meses, 36 meses, y 4 años. Pero, si los bebés suelen usar dodotis hasta los 24m, ¿por qué puedes encontrar braguitas de bebé hasta los 4 años? En primer lugar porque hay bebés de 24 meses muy grandotes, en segundo lugar porque a veces, estos cubrepañales de bebé se usan como cubre braguitas de niña. Aun así, si tu bebé niña sigue llevando vestidos cortitos con 4, 5 o 6 años, puedes elegir nuestro bombacho Martina. Esta braguita de bebé niña tiene las perneras un pelín más largas, para adecuarlo a su edad.

Con esas tallas, te puedes apañar bastantes meses, ya que como los cubrepañales que Quémono diseña tienen gomita en la cintura, se adaptan al contorno del bebé. Esta goma es muy blandita y también hace que no les apriete y les resulte muy cómodo, y les ayuda sobre todo cuando los bebés dan sus primeros pasos. De todas maneras, si quieres una talla especial, por ejemplo porque tu bebé tiene los muslitos de una talla mayor, puedes escribir por el chat de la web para que le pongamos más goma para tu bebé.

Cómo elegir estas braguitas de bebé según la época del año

Los vestidos de niña de bebé no se alargan en función de las épocas del año, como sí pasa con los pantalones de niño muchas veces o con las camisas de manga corta y manga larga, por ejemplo. Las niñas, en invierno, y muchos niños cuando aun son bebés, suelen vestirse con prendas cortas y leotardos. Por ese motivo, los cubrepañales para  bebé se siguen usando. Lo normal es adaptar el tejido del cubrepañal a la época del año. Para distinguir un cubrepañal de verano de un cubrepañal de invierno hay que fijarse en el tejido.

Cubrepañales de verano

Esta prenda es muy práctica en verano, ya que podemos llevar al bebé con una camiseta fresquita y un cubrepañal a modo de pantalón. Un cubrepañal de bebé en estos tejidos es fresquito, y cubre la zona del pañal para que el bebé vaya bien vestido.

Si estás buscando un cubrepañal de bebé para verano, elige uno con un tejido fresquito. Algunos tejidos que pueden valer son: el lino, el toile de jouy, el tul, el algodón y la organza.

Cubrepañales de invierno

En invierno elige cubrepañales de tejidos como la pana o el terciopelo. Son tejidos más cálidos y muy suaves que no le van a picar al niño. En estos tejidos, contamos con menos colores que con el lino, y suelen ser colores más fríos o más oscuros, perfectos para tu cubrepañal de bebé. 

De todas formas, esto es importante si el bebé va a estar en un espacio abierto. Si el bebé sólo va a estar en el carrito cuando esté fuera, y el resto del tiempo va a estar dentro, puedes optar por tejidos más más de verano para hacer tu braguita de bebé que siempre podrás combinar con leotardos o calcetines. Ten en cuenta, que además del cubrepañal de bebé, también tendrá el pañal para que no le entre el frío.