Skip to main content

Si ya nos conoces sabrás que nuestra misión es diseñar ropa de ceremonia con la que los niños sigan pareciendo niños. En caso de que seas nuevo por aquí,  te damos la bienvenida a un universo en el que los peques, su estilo propio y sus ganas de divertirse son los protagonistas.  Por eso, a lo largo de estas líneas vamos a darte algunas claves para vestir a los niños de ceremonia según su edad sin perder la frescura e inocencia que los hace tan especiales.

Ponerse en la piel de los niños invitados a bodas y comuniones

Sabemos que no es nada fácil elegir ropa para niños invitados a una comunión, boda o cualquier evento similar. El look del niño para estos eventos necesita más atención que el look del día a día, requiere dedicarle tiempo y mimo. Además, como lo más seguro es que no suelas ir a estos eventos, es posible que no sepas bien cómo tiene que ir vestido tu peque. Lo normal es no estar familiarizado con este tipo de ropa, por lo que suelen surgir grandes dudas e incertidumbre a la hora de decidir cómo vestir a tu niño para ir de invitado a la ceremonia. Ten en cuenta que ellos tampoco suelen ir a estos eventos.  Los niños muchas veces se sienten incómodos e inseguros con tanta gente a la que no conocen (o no reconocen) saludándoles. Es por ello que es tan importante que los niños vistan de forma adecuada en las ceremonias.  Tendrás que tener en cuenta factores como la edad del niño, su constitución, su personalidad, y sus gustos.

En Quémono seguimos una regla fundamental: lo primordial es que los niños estén cómodos, les guste lo que llevan puesto y disfruten con ello. Esto les permitirá aprovechar cada momento del evento, divertirse sin ningún tipo de molestia o preocupación. Para ello, es esencial elegir una camisa con la que se puedan mover libremente, un vestido que no le esté muy estrecho, unos zapatos que no les duelan a mitad de la ceremonia, o un adorno de pelo que no se mueva cuando corren y juegan.

Ten en cuenta que vestir a los niños no es algo riguroso. Aunque en este artículo nos hemos basado en la edad de peque para ayudarte a vestir a los niños, el look puede cambiar en función de si le quieres dar al niño un aire más infantil o más de mayor.  Realmente, lo correcto sería vestir al niño en función de la edad que quieres que proyecte, en vez de la edad real que tenga.  Es por eso que, hemos creado unos rangos de edad que a veces se solapan. Por ejemplo, para un niño de 7 años, puedes optar por darle un aspecto más infantil (rango de 4 a 8 años) o más mayor (rango de 6 a 12 años).

Si tienes alguna duda vistiendo a tu niño, pregúntanos y te ayudaremos a elegir un look adecuado para tu hijo en función de su edad, su constitución, la ceremonia a la que vaya, la época del año en la que se vaya a celebrar….

Cómo vestir a un bebé para una ceremonia

Vestir a un bebé para ocasiones especiales suele ser una tarea bastante sencilla.  Los peques hasta 18 meses conservan ese encanto que les hace ser los protagonistas en cualquier situación.  Aun así, tienes que tener especial cuidado con los tejidos ya que los bebés tienen la piel muy sensible. Te recomendamos elegir tejidos suaves que no irriten la piel y que permitan que la piel transpire adecuadamente. Por eso, en Quémono trabajamos tejidos con certificado ECOTEX, cuidando especialmente salud del bebé.

Los jesusines y las ranitas en tonos pastel pueden ser una opción ideal por la que decantarte si buscas algo sencillo, ligero y ¡muy mono! Para los niños, si buscas algo un poco más arreglado, una opción muy buena son las bermudas tirolesas. Con estas bermudas puedes ponerle, por ejemplo, una camisa blanca de cuello bebé o una camisa con cuello marinero. Para tu niña, si quieres algo más arreglado puedes optar por vestidos de corte bebé. Estos vestidos tienen corte imperio, es decir, la cinturilla más alta, dejando espacio para la barriguita característica de los bebés. Con estos vestidos crearás un look monísimo, sobre todo a estas edades tan graciosas en las que los peques están gateando o empiezan a andar. Como gran parte del tiempo están a gatas, para evitar que se les vea el pañal se les suele poner un cubrepañal, que le da un toque elegante al culete. Si además le pones el cubrepañal a juego con el fajín o la capota va a quedar especialmente adorable.

En estas edades el bautizo está especialmente presente. Si estás buscando cómo vestir a tu hijo en su bautizo échale un ojo a este otro artículo en el que te mostramos distintas ideas de faldones de bautizo y trajes de cristianar.

¿Buscas vestidos de niña para bebés? Te hemos preparado una selección de vestidos de nuestra tienda online que te pueden servir de inspiración.

El conjunto perfecto para niños de 2 a 4 años

Cuando tu niño tiene entre 2 y 4 años, puedes elegir si prefieres vestirle como un bebote o como un niño más mayor.

 Para vestidos de niñas, tendrás dos opciones: corte bebé o corte infantil.  El corte bebé es perfecto en el caso de que quieras vestir a tu niña como un bebote, les da a las niñas un aspecto más tierno y rebaja su edad. Los vestidos con corte de bebé son ideales para niñas de 2 a 3 años que tengan tallas un poco mayores a su edad (con tallas de 3 a 4 años). Con este corte es fundamental encargar un cubrepañal a juego, ya que a estas edades las niñas están todo el rato levantándose la falda o tiradas en el suelo. Para potenciar aún más el look, puedes encargar una capota a juego con el fajín.

Si, por el contrario, quieres darle al look un aspecto más de niña que de bebé, puedes elegir el corte infantil. Los vestidos con este corte son más largos y tienen la cintura más baja, por lo que le suman edad a la niña. Es muy buena idea completar estos vestidos con un fajín y un complemento de pelo a juego. Por otro lado, y siempre que el tiempo lo permita, te recomendamos elegir tejidos vaporosos, ligeros y con un poquito de vuelo.

En las siguientes imágenes, te enseñamos las diferencias entre corte bebé y corte de niña o infantil.

Si vas a una ceremonia más informal o te parece muy pronto para vestir a tu niña con un vestido, tienes soluciones muy originales que también quedan monísimas. Por ejemplo, un conjunto que nos encanta son los pantalones bombachos con una camisa en batista plumeti. Original, mono, y cómodo, ¿qué más se puede pedir?

Para los chicos de esta edad, la bermuda tirolesa es una de las prendas que más se utilizan. Es una prenda muy cómoda que puedes conjuntar con una camisa por dentro. Si prefieres algo más formal para la ocasión, puedes hacerte con un conjunto de bermuda y camisa. Este conjunto da un aspecto ligeramente más mayor que la bermuda tirolesa.

Ropa de niños para asistir a ceremonias de 4 a 8 años

Los niños que se encuentran en este grupo de edad, ya son perfectamente conscientes de lo que les gusta y lo que no. Por eso, es recomendable hacerles partícipes de la elección de la ropa de ceremonia, para que el conjunto os encaje tanto a ti como a tu hijo y ambos estéis satisfechos con la elección. De esta forma, aumentarás la ilusión que tu hijo/a tiene en el evento, ya que se sentirá parte de él.

Ten en cuenta que no están acostumbrados a verse vestidos de ceremonia, por lo que  si se sienten cómodos con la ropa que llevan se sentirán más seguros y más apoyados.  Como ya hemos comentado, muchas veces en estos eventos las niñas se sienten especialmente inseguras ya que hay mucha gente que no conocen. Por ello es especialmente importante aumentarles la seguridad en la medida que podamos, para que se relajen y disfruten del evento.

A esta edad las niñas son especialmente fáciles de vestir, ya que están en esa edad en la que son claramente niños (ya no son bebés, pero tampoco son adolescentes). Hay muchas opciones de conjuntos a elegir para asistir a una comunión o a cualquier otro evento a esta edad. Y no solo en diseños, sino también a la hora de elegir el tejido. Por ejemplo, el tul o el plumeti son dos de los materiales que aportan frescura y diversión al look de niña de ceremonia.

Las niñas acaban de llegar a una edad en la que el tipo de prenda más habitual son los vestidos para ir a los eventos especiales. Para darle un toque final al look, podemos completar el vestido con una diadema o un fajín a juego. La diadema, es un complemento de pelo especialmente recomendado a estas edades ya que sujeta el pelo muy bien, es cómodo y logra retirar el pelo de la cara de la niña de manera firme, evitando todo tipo de incomodidades ocasionadas por el cabello. En el mundo de la ceremonia infantil, podemos encontrar diademas muy originales ya que es un accesorio de pelo muy recurrido a estas edades. Por ejemplo, esta diadema de ceremonia a modo de pañuelo es una opción muy bonita que no da aspecto de la diadema de niña clásica.

¿Te da miedo que las diademas no puedan estar a la altura de la ceremonia? ¡Échale un ojo a estas diademas y seguro que lo ves mucho más claro!

Para llevar a niño de 8 años de invitado a una comunión o una boda, un conjunto como el que Fernando luce en la imagen es muy buena opción. Como ves, lleva unas bermudas de lino de color rosa empolvado con una camisa blanca de cuello mao de ceremonia metida por dentro. Para el calzado, nos hemos inclinado por unas alpargatas, un zapato ligero y cómodo con el que pueda jugar sin problemas con el resto de invitados.

¿Y para los hermanos? ¿Por qué no elegir el color de la bermuda del chico a juego con algún complemento de la chica? Adorable.

Ropa de niños para asistir a ceremonias de 6 a 10 años

En estas edades ya puede empezar a resultar más complicado elegir el atuendo de los niños. Han entrado en otra etapa de su vida, y su constitución ha cambiado considerablemente. Por eso, vestirles queriendo dar esa sensación de niño pequeño probablemente no sea lo más adecuado. En estos casos, lo ideal sea tender más hacia vestirles de mayores que de pequeños.  A esta edad algunos niños parecen ya muy mayores y puede quedar raro vestirles como si aún fuesen niños. Si este es el caso de tus peques, lo mejor sería elegir un look de adolescente.

Además, tratarles como mayores y darles cierta libertad puede ahorrarte muchas discusiones porque ya comienzan a querer expresarse a través de su ropa. Seguramente prefieran algo más moderno o más parecido a la ropa de adulto. A estas edades, ya se puede incluir a su vestimenta un repertorio mayor de ropa. Los chicos pueden empezar a utilizar chaquetas de ceremonia y algunos accesorios como las corbatas o las pajaritas. En cuanto a las niñas, frente al tópico de los vestidos, comienzan a utilizar conjuntos con camisas arregladas y faldas como alternativa a los vestidos.

Niños de 12 a 16 años: trajes y vestidos de ceremonia para adolescentes

Sin  lugar a dudas la adolescencia es una etapa complicada tanto para quienes la experimentan como para los padres que acompañan a sus hijos en este proceso. Se trata de una época llena de dudas, decisiones y conflictos. Como no podía ser de otra manera, esto dificulta la tarea de elegir el look perfecto para acudir a un evento o ceremonia.

Es posible que tengáis distintos puntos de vista cuando penséis cómo tiene que ir vestido el niño de invitado a una comunión o cualquier otra ceremonia. En ocasiones, la ropa de ceremonia para adolescentes no corresponde con su edad, o a la edad que ellos sienten que tienen. Esto es muy importante ya que, aunque nosotros en algunas ocasiones les veamos y les tratemos como niños, ellos ya empiezan a sentirse mayores y quieren ser tratados como tal. Es crucial entender y respetar ese hecho, ya que de esa manera será mucho más fácil elegir un conjunto que le guste tanto a ellos como a ti. En definitiva, vestir a los adolescentes no es tarea fácil. Están en un momento intermedio entre niños y adultos en la que tanto el cuerpo como la personalidad evoluciona rápidamente. También es importante dar al niño cierta libertad de elección para que pueda ir descubriendo, y nosotros con él, sus gustos en cuanto a la moda se refieren.

En Quémono comprendemos y empatizamos con esta etapa tan especial y a veces complicada por la que pasan los adolescentes entre los 12 y los 16 años. Por eso, hemos creado una línea dedicada a los adolescentes.

Las blusas son opciones muy oportunas para las chicas de esta edad. Son prendas que dan aspecto de madurez con la que los adolescentes se sienten más cómodos. En este caso, el conjunto de adolescente que lleva Nuria es muy adecuado. Lleva una blusa blanca combinada con una falda de terciopelo gris y una diadema de nudo a juego con la falda. Puedes conjuntarlo con una chaqueta de terciopelo a juego con la falda y la diadema. Es un conjunto precioso de invierno, con colores neutros. Además, la blusa Gala lleva un frunce en el escote que disimula muy bien el volumen del pecho incipiente. Si lo prefieres, puedes conjuntar la falda con una capa de ceremonia de terciopelo gris en lugar de con la chaqueta.

Por otro lado, para chico los pantalones cortos se suelen sustituir por los largos, preferiblemente pitillos, y en muchas ocasiones a conjunto con un chaleco o una americana. Si le quieres dar un aspecto más casual, puedes ponerle una camisa de ceremonia de lino por fuera y unos zapatos sin calcetines, por ejemplo.

Errores más comunes al vestir a los niños para una ceremonia

  • Utilizar ropa incómoda. La comodidad es uno de los aspectos más importantes. Un traje o un vestido de ceremonia que les oprima, que les dé calor, o les agobie, potenciará el mal humor e será un impedimento para que disfruten del evento. Además, si la ropa es incómoda es probable que se la recoloquen constantemente y acaben con la ropa hecha un desastre. Presta siempre atención a las hechuras, para que tengan libertad de movimiento y a los tejidos; procura que sean tan suaves como su piel.
  • Utilizar ropa con la que se sientan disfrazados. No hay que forzar a los niños a vestir con ropa que les disguste. Si tu niño o niña tiene un estilo muy definido, elige estilos que se adapten a sus preferencias. Es posible que a él le guste la ropa más informal o ella se niegue a llevar volantes o lazos. O, incluso, que piensen que ya son mayores para llevar ciertas prendas o colores. No pasa nada, hay opciones muy buenas que cumplen con todos estos requisitos. Seguro que lográis encontrar una opción que os satisfaga a ambas partes.
  • Conjuntar mal las prendas. Presta atención a los tejidos y a la gama de colores. Un exceso de ambos o hacerles llevar ropa estridente nunca es una buena opción. Tampoco es apropiado para una niña llevar exceso de complementos, ya que dará una sensación y una imagen demasiado cargada. Mejor optar por lo sencillo, pero cuidando al máximo los detalles.
  • Ignorar el clima. Es esencial tener en cuenta la época del año en que se va a llevar a cabo la ceremonia, el clima del día en concreto y la temperatura que vaya a hacer en el recinto de la celebración (¡ojo con el aire acondicionado!). Si hace frío, decántate por terciopelos, colores más oscuros y conjuntos más estructurados. Y todo lo contrario para los meses más cálidos. No sólo te lo agradecerán los pequeños, sino que además  el look será impecable. 
  • No vestir en función del tipo o del motivo de la ceremonia. Hay que tener en cuenta cómo de formal es la ceremonia. En función de los organizadores de la ceremonia y del motivo de la misma, puede ser más clásica o más informal. No es lo mismo vestir al niño para ir a de invitado a una boda o una comunión, la graduación de su colegio, o para su confirmación. En función de esto, es posible que tengamos libertad de elegir conjuntos frescos y modernos.

Si después de estos consejos y recomendaciones sigues teniendo dudas sobre  cómo vestir a los niños según su edad  para acudir a ceremonias o eventos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estamos siempre disponibles en el chat que encontrarás en nuestra web o podrás pedir una cita para venir al showroom de Madrid para que juntos elijamos el conjunto perfecto para tu peque.

Y recuerda, un niño satisfecho con la ropa que lleva es un niño feliz.

2 Comments

  • Pasittos dice:

    ¡Muy buenas consideraciones para elegir la ropa del bebé!
    No cabe duda de que es muy importante elegir los mejores tejidos, unas prendas cómodas sin perder estilo, el calzado… Y sobre este último queremos incidir, pues los zapatos son las prendas más olvidadas y, sin embargo, tienen una función primordial. Además de ayudarles a caminar, son imprescindibles para un correcto desarrollo corporal. Por ello, hay que apostar por artículos de calidad.

    • Quemono dice:

      Estoy totalmente de acuerdo, los zapatos suelen resultar más caros y por eso a veces intentamos comprarlos más baratos. Pero es importante invertir en unos buenos zapatos para que los niños crezcan de la mejor manera 🙂

Dejar un comentario